Artículo / 19 Jun, 2018
El Papa pide a las petroleras que eviten un desastre climático

Noticias ONU Cambio Climático – El Papa Francisco ha pedido a los directivos de la industria del petróleo y de la energía que impulsen una transición rápida hacia las energías limpias para evitar un desastre climático.

El líder de la iglesia católica dijo que el aumento de las emisiones que gases de efecto invernadero causantes del cambio climático son una “preocupación real”.

Más alarmante aún que la cantidad de gases efecto invernadero en la atmosfera, “es que se continúan buscando nuevas reservas de energías fósiles a pesar de que el Acuerdo de París urge claramente a mantener la mayoría de los combustibles fósiles bajo tierra”, añadió.

Alrededor del 80% de las reservas de combustibles fósiles debe seguir bajo tierra para que la comunidad internacional alcance el objetivo de limitar el aumento de la temperatura media global muy por debajo de los 2 grados centígrados.

En 2015, a través de su encíclica “Laudato Si” ("Alabado Seas"), el Papa hizo un llamamiento a los líderes del sector energético para que busquen el bien de "nuestra casa común".

La encíclica “Laudato Si” se publicó pocos meses antes de la conferencia de París sobre el cambio climático (COP21) en la cual se adoptó el Acuerdo de París y se considerada como una contribución clave al éxito del acuerdo, ya que urgió a millones de católicos de todo el mundo a actuar contra el cambio climático

Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático, elogió los esfuerzos del Papa Francisco en un tweet el domingo pasado:

“Gracias @Pontifex_es Francisco por mostrar un fuerte liderazgo espiritual sobre la necesidad de una urgente #acciónclimática para lograr una transición rápida y decisiva hacia las #energíaslimpias”

El Vaticano busca el diálogo con la industria petrolera e inversionistas

El Papa hizo estas declaraciones en una conferencia el 9 de junio de 2018 en la Academia Pontificia de las Ciencias, que reunió a directivos de la industria del petróleo, inversionistas y expertos del Vaticano. Estos últimos respaldan la evidencia científica de que el cambio climático es causado por la actividad humana.

El Papa abogó por una transición más rápida hacia las energías limpias afirmando que “necesitamos conversar todos juntos —industria, inversionistas, investigadores y consumidores— sobre la transición y la búsqueda de alternativas limpias. La civilización requiere energía, ¡pero el uso de la energía no debe destruir la civilización!”.

El líder católico dijo que los efectos del cambio climático no están distribuidos uniformemente y que son los más pobres quienes sufren sus mayores consecuencias, como las perturbaciones en la agricultura, la inseguridad hídrica y los fenómenos meteorológicos extremos.

143 millones de personas podrían verse obligadas a abandonar sus hogares países para escapar de los impactos del cambio climático si no se toman medidas contra el cambio climático, según un informe del Banco Mundial.

Además, el informe indica que la migración climática interna aumentará gradualmente hasta 2050 y que a partir de esa fecha se acelerará, a no ser que se reduzcan de manera significativa las emisiones de gases de efecto invernadero.

El Papa dijo que la transición hacia las energía limpias es una “obligación que le debemos a millones de nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo, a los países más pobres y a las generaciones futuras”.

“De ahí la necesidad de diseñar una estrategia global a largo plazo que proporcione seguridad energética y de establecer compromisos concretos contra el cambio climático, que además fomenten la estabilidad económica, la salud pública, la protección del medio ambiente y el desarrollo humano integral”, añadió.

El Papa reconoció que la demanda de energía no se puede satisfacer a costa del medio ambiente.

“Nuestro deseo de garantizar el acceso de todos a la energía no debe conducirnos a efectos no deseados del cambio climático como un aumento catastrófico de las temperaturas globales, un medio ambiente hostil o mayores niveles de pobreza”, dijo el Papa.

Activistas e inversionistas están presionando a la industria del petróleo y el gas para que jueguen un papel más importante en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y cumplan los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.

Neil Thorns, director de promoción del Fondo Católico para el Desarrollo de Ultramar (CAFOD, por sus siglas en inglés) dio la bienvenida al mensaje del Papa porque viene a “predicar ante los aún no convertidos”.

“Francisco nos recuerda en su encíclica que 'Los negocios son una vocación noble', pero también nos pregunta por qué alguien querría ser recordado por no actuar cuando vemos cómo las personas más vulnerables en el mundo se ven empujadas a la pobreza por los efectos del cambio climático. Esta es una pregunta que los ejecutivos de los combustibles fósiles deberían hacerse”, dijo Niel Thorns.

“Si las compañías de energía se toman en serio el cuidado de nuestra casa común, deben seguir el consejo del Papa y darse prisa en cambiar sus prioridades, y la manera de gastar el dinero, desde los combustibles fósiles hacia las energías renovables”, añadió.

Medio centenar de personas participaron en el acto, entre los que estaban Darren Woods, director general de ExxonMobil; Claudio Descalzi, director de ENI Italia; Bob Dudley director de BP; Eldar Saetre, director de la petrolera noruega Equinor (anteriormente llamada Statoil); Vicki Hollub, de Occidental Petroleum y diversos inversistas como Larry Fink de BlackRock.

Vea el discurso completo del Papa Francisco (en inglés)