Artículo / 22 Mar, 2019
Una mirada a REDD+ en el Día Internacional de los Bosques

Noticias ONU Cambio Climático, 21 de marzo de 2019 - Los bosques y su gestión sostenible desempeñan un papel fundamental en el ciclo mundial del carbono y en la lucha contra el cambio climático. En el Día Internacional de los Bosques 2019, hemos puesto la mirada en la educación, una gran oportunidad para ver lo que la ONU está haciendo para proteger los bosques a través del marco de políticas "REDD+".

Los bosques cubren el 30 % de la superficie de la Tierra, su capacidad de absorber y almacenar carbono de la atmósfera es una contribución fundamental para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento a menos de 2 ℃ en comparación con los niveles preindustriales.

Al mismo tiempo, los bosques proporcionan servicios ecosistémicos esenciales a las comunidades rurales y a la sociedad, y son un gran apoyo para el logro de los objetivos de desarrollo sostenible, ya que, por ejemplo, proporcionan agua y aire limpios, reducen el riesgo de desastres naturales, conservan la biodiversidad y proporcionan cobijo, empleo y seguridad a las comunidades que dependen de los bosques.

Para poder lograr esos múltiples beneficios, es fundamental contar con una educación adecuada sobre los bosques, la silvicultura y la ciencia forestal, mediante la ciencia aplicada y la ordenación forestal adaptativa.

No sólo es crucial plantar árboles físicamente y proteger los bosques existentes, sino que es igualmente importante comprender que es necesario poder medir la extensión de la superficie forestal, las reservas de carbono almacenadas en los bosques y la contribución de los bosques a la economía para diseñar políticas eficaces de gestión de los bosques en beneficio de las personas y del clima.

Sin embargo, no solo basta con plantar nuevos árboles y proteger los bosques ya existentes. También es de igual importancia comprender la necesidad de poder medir la extensión de la superficie forestal, las reservas de carbono almacenadas en los bosques y la contribución de los bosques a la economía, para así poder diseñar políticas eficaces de gestión de los bosques en beneficio de las personas y del clima.

REDD+ es un componente clave para la protección de los bosques en el mundo

En la última década, los avances en el área de los bosques en la última década han permitido a los países comprender mejor sus recursos forestales y comenzar a implementar REDD+.

REDD+ es un marco negociado bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para abordar el desafío de la deforestación y la degradación forestal.

En la actualidad, alrededor del 11 % de las emisiones de gases de efecto invernadero se deben a la deforestación y la degradación de los bosques, que, a su vez, provocan su destrucción y la capacidad para proporcionar servicios a los ecosistemas, al tiempo que liberan más gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Una vez implementados con éxito de una manera que conlleve a mejoras en el manejo forestal y a la reducción de emisiones, los países REDD+ serán elegibles para recibir pagos basados en resultados.

Para llegar a este punto, el primer paso importante en la medición de los resultados de la implementación de REDD+ es la estimación de un nivel de referencia, a partir del cual se pueda medir la reducción de la deforestación. Este nivel de referencia de REDD+ servirá para evaluar el desempeño de cada país en la implementación de actividades REDD+. Para crear capacidad en los países en desarrollo y garantizar la solidez metodológica, cada nivel de referencia REDD+ presentado voluntariamente a la CMNUCC estará sujeto a una evaluación técnica.

Un buen ejemplo de lo que es posible es la decisión del Fondo Verde para el Clima de pagar a Brasil 96,5 millones de dólares por mantener en pie los bosques del Amazonía entre 2014 y 2015.

La CMNUCC juega un papel importante en la protección de los bosques gracias a REDD+

La CMNUCC organiza una evaluación técnica una vez al año en Bonn (Alemania), de una semana de duración y en la que dos expertos forestales independientes evalúan los datos y la información proporcionados por el país, y entablan un diálogo facilitador sobre las metodologías utilizadas, y la forma en que las estimaciones podrían mejorarse aún más para que sean más precisas, transparentes, completas y coherentes.

Hasta la fecha, 39 países han presentado voluntariamente un nivel de referencia REDD+ para la evaluación técnica, entre lo que se incluye el 70 % de la superficie forestal de los países en desarrollo.

Esta semana, 14 expertos forestales han venido a Bonn para evaluar las presentaciones a nivel de referencia de Argentina, Bangladesh, Guinea-Bissau, Malasia, Nicaragua, Nigeria y las Islas Salomón. Durante el Día Internacional de los Bosques, los expertos mantuvieron una sesión de evaluación técnica a nivel de referencia REDD+.

¡Observar los esfuerzos de estos motivados expertos forestales para contribuir al bienestar de nuestros bosques es especialmente gratificante!

Si desea conocer más acerca de los bosques y la implementación de REDD+, haga clic en la plataforma.