Artículo / 23 Oct, 2018
Proteger el clima al mismo tiempo que los empleos

Noticias ONU Cambio Climático, 23 de octubre de 2018 - Los participantes de una reunión preparatoria a la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático que se celebrará en Katowice en diciembre (COP24), destacaron la riqueza de las oportunidades económicas para actuar contra el cambio climático, así como la urgente necesidad de una transición justa hacia una sociedad con bajas emisiones de CO2 que tenga en cuenta tanto el clima como los empleos.

En la jornada dedicada al trabajo de la llamada “pre-COP” en Cracovia, Polonia, a la que asistieron ministros de 35 países, delegaciones gubernamentales y representantes del sector privado, el Secretario Ejecutivo Adjunto de ONU Cambio Climático, Ovais Sarmad, dijo:

“Todos ustedes han destacado que el crecimiento económico y la lucha contra el cambio climático son compatibles. De hecho, uno lleva a la otra. Por lo tanto, es un momento muy alentador. Necesitamos una transición justa hacia una economía baja en CO2. Pero el tiempo para eso se está acabando”.

En la pre-COP, la Agencia Internacional de la Energía presentó los datos más recientes que muestran que las emisiones globales de gases de efecto invernadero procedentes del sector energético incrementarán en 2018, continuando la tendencia al alza observada desde 2017.

Con los compromisos actuales, la comunidad mundial no está en camino de alcanzar el objetivo principal del Acuerdo de París, que es mantener la temperatura media mundial lo más cerca posible de 1,5 grados centígrados y muy por debajo de 2 grados centígrados.

Para lograr este objetivo, las emisiones tendrían que alcanzar su punto máximo lo antes posible, y el mundo tendría que ser climáticamente neutro para 2050.

El tema principal de la pre-COP durante la jornada dedicada al trabajo fue la posibilidad de alcanzar la neutralidad climática, sobre todo al acelerar la actuación en áreas como la energía, la movilidad eléctrica y el urbanismo, temas altamente interrelacionados.

Michal Kurtyka, Secretario de Estado polaco y Presidente entrante de la COP24, dijo que una revolución hacia un trasporte más limpio, y con la ayuda de la movilidad eléctrica, podría traer consigo calidad de vida no sólo a las sociedades más ricas, sino también a los países más pobres con grandes sociedades urbanas.

Un ejemplo de los saltos tecnológicos de carácter medioambiental en países en desarrollo es la combinación de las nuevas tecnologías en baterías y la movilidad eléctrica. Otro ejemplo es el uso de vehículos compartidos, incluidos los eléctricos.

“Todo esto cambiará el sector energético al hacer que el almacenamiento de energía sea más asequible. La introducción de la economía compartida en el sector de la movilidad redefinirá nuestro concepto del uso del automóvil y del automóvil en sí, especialmente combinado con los nuevos avances en tecnologías digitales para vehículos autónomos”, afirmó Kurtyka.

El Presidente entrante de la COP señaló a Polonia como ejemplo de un país que ha empleado con éxito la innovación en muchas esferas y que ahora está tratando de innovar en movilidad, energía y urbanismo.

En el ámbito de urbanismo, los participantes destacaron la necesidad de un cambio ecológico en el sistema tributario, de que las ciudades establezcan normas ambientales y de incentivar tanto a productores como a consumidores. En cuanto a la energía, se hizo hincapié en la importancia de las energías renovables y la eficiencia energética.

Ovais Sarmad señaló que en la reciente reunión anual ministerial del Banco Mundial y el FMI en Indonesia, los ministros de finanzas reconocieron las oportunidades económicas por valor de 26 billones de dólares para la comunidad empresarial, y que la mejor manera de aprovechar estas oportunidades sería con la plena aplicación del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Uno de los resultados clave de la COP24 sería terminar y adoptar las directrices que indicarán al mundo cómo aplicar el Acuerdo de París de forma justa y transparente.

“Hasta la semana pasada, 181 países han ratificado el Acuerdo de París. No hay otro acuerdo multilateral y global que goce de tal compromiso político. Ahora debemos liberar todo su potencial y finalizar las directrices para su aplicación”, dijo.

Tras la exitosa jornada dedicada al trabajo, las discusiones entre ministros durante los próximos dos días de pre-COP se centrarán en cuestiones relacionadas con las directrices de implementación.