Comunicado de prensa externo / 10 Sep, 2019
Líderes mundiales urgen a tomar medidas sobre la adaptación al clima

El informe de la Comisión Mundial sobre la Adaptación considera que invertir $1,8 billones de dólares a nivel mundial entre 2020 y 2030 en cinco áreas podría reportar 7,1 billones en beneficios netos

10 de septiembre de 2019 (Washington/Rotterdam): Los líderes de la Comisión Mundial para la Adaptación piden a los gobiernos y a las empresas que tomen medidas urgentes para innovar y promover soluciones de adaptación al clima, basándose en nuevos resultados de la investigación. La Comisión está dirigida por Ban Ki-moon, 8º Secretario General de las Naciones Unidas, Bill Gates, Copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, y Kristalina Georgieva*, Directora Ejecutiva del Banco Mundial.

El informe (en inglés)se publica en un momento en el que los impactos climáticos, como huracanes supercargados, inundaciones e incendios forestales, se están convirtiendo en una realidad cada vez más urgente. Como han demostrado los acontecimientos recientes, el cambio climático afecta a las personas de todo el mundo. Además, si no se toman medidas, millones de personas se verán empujadas aún más a la pobreza, lo que provocará un aumento de los conflictos y la inestabilidad.

El informe presenta un enfoque audaz de cómo transformar los sistemas económicos clave para que sean más resilientes y productivos. La Comisión considera que la adaptación puede producir rendimientos económicos significativos: la tasa global de retorno de las inversiones en una mejora de la resiliencia es elevada, con ratios beneficio-costo que oscilan entre 2:1 y 10:1, y en algunos casos aún más alto.

Uno de los hallazgos específicos del análisis es que la inversión de 1,8 billones de dólares a nivel mundial en cinco áreas de 2020 a 2030 podría generar 7,1 billones de dólares en beneficios netos totales. Las cinco áreas que el informe considera son sistemas de alerta temprana, infraestructura resiliente al clima, mejora de la agricultura de tierras secas, protección de los manglares e inversiones para que los recursos hídricos sean más resistentes. Estas áreas representan sólo una parte de las inversiones totales necesarias y los beneficios totales disponibles.

La adaptación al clima también puede ofrecer un "triple dividendo": evita pérdidas futuras, genera ganancias económicas positivas a través de la innovación y ofrece beneficios sociales y ambientales adicionales.

El informe reclama una adaptación que aborde las desigualdades subyacentes en la sociedad y que para la toma de decisiones se tenga en cuenta a más personas, especialmente las más vulnerables a los impactos climáticos. De hecho, los más afectados por el cambio climático son los que menos han hecho para causar el problema, lo que hace de la adaptación un imperativo humano.

Ban Ki-moon, 8º Secretario General de las Naciones Unidas, y Presidente de la Comisión Mundial de Adaptación, comentando las conclusiones del informe, dijo:

"El cambio climático no respeta las fronteras: es un problema internacional que sólo se puede resolver con la cooperación y la colaboración, a través de las fronteras y en todo el mundo. Cada vez está más claro que en muchas partes del mundo, nuestro clima ya ha cambiado y tenemos que adaptarnos a él. La mitigación y la adaptación van de la mano como dos bloques de construcción igualmente importantes del Acuerdo de París sobre el cambio climático. La adaptación no es sólo lo correcto, sino también lo inteligente para impulsar el crecimiento económico y crear un mundo resistente al clima".

Bill Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates y copresidente de la Comisión Mundial de Adaptación, dijo:

"La gente en todas partes está experimentando los devastadores impactos del cambio climático. Los más afectados son los millones de pequeños agricultores y sus familias en los países en desarrollo, que están luchando contra la pobreza y el hambre debido a los bajos rendimientos de los cultivos causados por cambios extremos en la temperatura y las precipitaciones. Con un mayor apoyo a la innovación, podemos desbloquear nuevas oportunidades y estimular el cambio en todo el ecosistema global. La adaptación es una cuestión urgente que necesita el apoyo de los gobiernos y las empresas para garantizar que los que están más en riesgo tengan la oportunidad de prosperar".

Axel van Trotsenburg, Director General interino del Banco Mundial, dijo:

"El cambio climático amenaza hogares, vidas y medios de vida en todas partes, pero son los más pobres los más afectados porque carecen de los recursos para hacer frente. Sin medidas urgentes para responder a los estragos del cambio climático, millones de personas más podrían verse sumidas en la pobreza. El Banco Mundial está aumentando la inversión en adaptación porque la evidencia muestra que los edificios resilientes, la infraestructura y los servicios públicos son buenos para las comunidades, las empresas y el crecimiento sostenido de toda la economía".

Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático, dijo:

"Este informe de la Comisión Mundial sobre la Adaptación llega en un momento crucial. Los gobiernos están preparando la próxima ronda de planes de acción climática en el marco del Acuerdo de París, que presentarán oficialmente a las Naciones Unidas en 2020. Necesitamos que esos planes sean más ambiciosos de lo que son ahora mismo. Si bien es vital que los países trabajen para reducir sus emisiones, lo que conducirá a un mundo de clima neutro para el año 2050, es de igual importancia que también aumenten la resiliencia a los inevitables impactos del cambio climático. Pongámonos a trabajar en la creación de un futuro más seguro y resistente".

El informe ha presentado paralelamente a una serie de eventos en más de 10 capitales y ciudades de todo el mundo, entre las que se incluyen Majuro (Islas Marshall); Beijing (China); Nueva Delhi (India); Ginebra (Suiza); Ciudad de México (México); Ottawa (Canadá); Wainibuka (Fiji); Washington DC (Estados Unidos), entre otras. Estos eventos, y una nueva campaña en las redes sociales que puede seguirse con el hashtag #AdaptOurWorld, tienen como objetivo demostrar la fuerte demanda de adaptación en todo el mundo.

El informe de la Comisión pone de relieve muchos beneficios económicos, sociales y medioambientales de la adaptación. Por ejemplo:

  • La restauración de los bosques de manglares, en lugares como Tailandia, India y Filipinas, protege a las comunidades costeras de las tormentas mortales, al tiempo que proporciona un hábitat crítico para las pesquerías locales, lo que aumenta la prosperidad de las regiones.
  • El proyecto neerlandés "Room for the River" (Espacio para el río) movió diques hacia el interior, amplió los ríos y creó plazas absorbentes de agua. Estos proyectos gestionan y ralentizan las inundaciones, al tiempo que proporcionan espacios de uso público innovadores y revitalizan los barrios.
  • En Zimbabwe, los agricultores que usaban maíz resistente a la sequía pudieron cosechar hasta 600 kilogramos más de maíz por hectárea que con maíz convencional. La cosecha adicional fue suficiente para alimentar a una familia de seis durante nueve meses y proporcionó 240 dólares en ingresos adicionales, lo que les ayudó a enviar a sus hijos a la escuela y satisfacer otras necesidades del hogar.
  • La reducción de los riesgos de inundación en las zonas urbanas reduce los costos financieros, aumenta la seguridad y hace que las inversiones sean más viables que de otro modo serían demasiado vulnerables a los riesgos climáticos. El barrio portuario Canary Wharf de Londres y otras zonas del este de la capital británica habrían sido imposibles sin la protección contra inundaciones de la barrera del Támesis. 

El informe sugiere innovar en tres áreas: comprensión, planificación y finanzas, para asegurar que los impactos climáticos, los riesgos y las soluciones se tengan en cuenta para la toma de decisiones a todos los niveles. Además, también se explora cómo es posible aplicar estos grandes cambios en siete sistemas de enclavamiento: alimentos, medio ambiente, agua, ciudades, infraestructuras, gestión del riesgo de desastres y finanzas.

La Comisión hará varios anuncios y dará a conocer acciones adicionales en la Cumbre de Acción Climática de la ONU el próximo mes de septiembre. Estas "vías de acción", que se describen en el informe, abarcan áreas como la seguridad alimentaria, la resiliencia, la gestión del riesgo de desastres y las finanzas.

La Comisión también anunciará el inicio del Año de Acción, en un evento organizado por el Gobierno neerlandés, en la Sede de las Naciones Unidas, el 24 de septiembre. El Año de Acción se basará en las recomendaciones del informe para movilizar la acción sobre el cambio climático, que se presentará en la Cumbre de Adaptación al Clima de octubre de 2020 en los Países Bajos.

Lea el comunicado de prensa original aquí (en inglés).

Lea el informe completo aquí (en inglés).

*Nota: Kristalina Georgieva se encuentra actualmente en excedencia como Directora Ejecutiva del Banco Mundial tras su nombramiento como candidata para el cargo de Directora Ejecutiva del Fondo Monetario Internacional.