Artículo / 05 Dic, 2018
La Evaluación bienal confirma el aumento de la financiación climática

Noticias ONU Cambio Climático, 4 de diciembre de 2018 – El Comité Permanente de Financiación organizó un evento paralelo en la COP24 para presentar un resumen de la evaluación y reseña general bienal sobre las corrientes de financiación relacionadas con el clima junto con conclusiones y recomendaciones.

“La evaluación bienal nos dice que la financiación climática para los países en desarrollo a través de canales bilaterales, bancos multilaterales de desarrollo y fondos multilaterales para el clima –en total– ha aumentado claramente en el periodo 2015-2016. Esta tendencia es alentadora y positiva”, dijo la Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC, Patricia Espinosa, a los asistentes.

“Pero también nos dice que aún estamos lejos de donde deberíamos estar. Lo cierto es que la financiación para hacer frente al cambio climático sigue representando solo una fracción muy pequeña de las corrientes financieras globales”, añadió.

Una conclusión que destaca es que, según los informes bienales que los países desarrollados han presentado ante la CMNUCC, la financiación para que los países en desarrollo afronten el cambio climático aumentó un 24 % en 2015 hasta llegar a 33 000 millones de USD y un 14 % en 2016 hasta alcanzar la cifra de 38 000 millones de USD.

El informe confirma que se sigue destinando la mayor parte de la financiación climática a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Una proporción relativamente pequeña va dirigida a capacitar a los más vulnerables para adaptarse a los efectos del cambio climático.

El crecimiento de la financiación mundial para la lucha contra el cambio climático registrado en 2015 se debió en gran medida a los altos niveles de nuevas inversiones privadas renovables, el segmento más importante del total mundial.  La caída de la inversión en energías renovables en 2016 fue compensada por un aumento del 8 % en la inversión en eficiencia energética.  

El informe también revela que están aumentando las ayudas a la energía renovable, pero señala que la inversión mundial en combustibles de origen fósil, y los subsidios para este tipo de combustibles, siguen siendo bastante superiores.

Señalando varias deficiencias y puntos débiles de la recogida de datos y las metodologías, el informe recomienda varias formas de mejorar el seguimiento y la notificación de datos financieros. También hace un llamamiento a las Partes para que armonicen la financiación climática con los marcos y prioridades nacionales relacionados con el cambio climático.

Otras conclusiones clave tienen que ver con los esfuerzos de los bancos multilaterales de desarrollo para seguir aumentando las corrientes financieras relacionadas con el clima. Este punto quedó demostrado ayer cuando varios bancos multilaterales de desarrollo anunciaron (en inglés) un marco conjunto para armonizar sus actividades con los objetivos del Acuerdo de París. Dichos bancos se comprometieron a trabajar juntos en seis áreas clave que se consideran cruciales para cumplir los objetivos referentes a la temperatura establecidos en el Acuerdo.

Además, el Banco Mundial prometió 200 000 millones de USD de financiación destinados a medidas para hacer frente al cambio climático para 2021-2025, con lo que duplica sus actuales planes quinquenales de inversión, al mismo tiempo que pone un mayor énfasis en la adaptación y la resiliencia.

La evaluación y reseña general bienal de 2018 se pueden consultar aquí (en inglés).