Artículo / 12 Oct, 2018
Despegan las acreditaciones climáticas de aeropuertos

Noticias ONU Cambio Climático, 12 de octubre de 2018 – Un total de 246 aeropuertos se han comprometido a luchar contra el cambio climático y 44 ya han logrado la neutralidad climática, en el marco del programa de Acreditación de Carbono en Aeropuertos (ACA) dirigido por el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI).

Los aeropuertos adheridos al programa, que recientemente ha publicado su informe anual, se comprometen a medir, gestionar y reducir las emisiones de CO2 de sus operaciones, con el objetivo de llegar a la neutralidad climática. Unos 48 aeropuertos se unieron al programa en el período entre mayo de 2017 y mayo de 2018, un salto de un 25 % respecto al año anterior.

 “Con 48 nuevos aeropuertos en 2017, el programa de Acreditación de Carbono en Aeropuertos nunca había tenido un impulso tan grande,” dijo Angela Gittens, Directora General de ACI World, una organización no gubernamental que representa a los aeropuertos del mundo. “Los 246 aeropuertos ahora acreditados en los cuatro niveles del programa acogieron el año pasado 3 300 millones de pasajeros, que representan un 44.2 % del tráfico mundial. Todos estos aeropuertos participan en la acción climática de forma voluntaria.”

En el marco del Acuerdo de París sobre el cambio climático de 2015, los gobiernos acordaron una transición para mantener el aumento máximo de la temperatura media global lo más cerca posible de 1.5°C.

Para lograr este objetivo, en la segunda mitad de este siglo debe lograrse un equilibrio entre las emisiones y las absorciones globales, conocido como “neutralidad climática”.

Para reducir las emisiones de CO2, los operadores aeroportuarios deben considerar todas las fuentes de emisión bajo su control directo. Esto puede incluir inversiones en iluminación más eficiente, calefacción, cambio a vehículos híbridos o eléctricos terrestres, energías renovables y mejor gestión de la energía.

“La acción climática de la industria es fundamental para hacer frente a la creciente amenaza del cambio climático: todos tienen un papel que desempeñar,” dijo Niclas Svenningsen, director de Acción Climática Mundial de ONU Cambio Climático tras la publicación del informe. “El trabajo de la industria aeroportuaria a través de la Acreditación de Carbono en Aeropuertos proporciona un ejemplo del trabajo de una industria que está activamente comprometida con la acción climática, a través de la certificación independiente, pero también mediante el conocimiento que los aeropuertos obtienen unos de otros, a medida que prueban nuevas soluciones y tecnología para reducir sus emisiones de carbono”.

Desde mayo de 2017 hasta mayo de 2018, los aeropuertos acreditados lograron reducir 347 000 toneladas de las emisiones de CO2 bajo su control directo. Para ponerlo en perspectiva, se necesitarían más de ocho millones de árboles plantados en 10 años para absorber la cantidad equivalente de CO2.

 

El programa de Acreditación de Carbono en Aeropuertos tiene cuatro niveles de acreditación que cubren todas las etapas de la gestión del carbono (identificación, reducción, optimización y neutralidad). El programa ACA se administra de forma independiente, está respaldado institucionalmente, y cuenta con el apoyo de ONU Cambio Climático, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Organización de Aviación Civil Internacional, la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos y la Comisión Europea.

Consulte las cifras clave en www.airportCO2.org, incluidos los detalles de los aeropuertos acreditados en cada región del mundo, sus acciones y la diferencia que el programa está marcando, los mapas interactivos, los estudios de caso y los resultados del programa. Los detalles completos están disponibles en el informe anual, que puede descargarse aquí (en inglés).

Para más información sobre la iniciativa Neutralidad Climática Ahora, visite esta página. Mida sus emisiones, reduzca lo que pueda y compense por el resto apoyando proyectos de desarrollo y de absorción de emisiones en países en desarrollo.