Artículo / 01 Mar, 2019
Costa Rica se compromete a descarbonizarse para 2050

Noticias ONU Cambio Climático - Con una matriz eléctrica al 95% renovable y grandes logros en la lucha contra la deforestación (el 52 % del territorio nacional son bosques), Costa Rica es líder mundial en términos de sostenibilidad ambiental. Sin embargo, el país centroamericano quiere ir más allá y ser también un líder en la lucha contra el cambio climático.

Para ello, el Gobierno se ha comprometido a lograr una economía con cero emisiones netas en 2050 para alinearse así con los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

“La descarbonización es la gran tarea de nuestra generación y Costa Rica debe estar dentro de los primeros países en lograrlo, si no el primero”, dijo el Presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, el 24 de febrero durante la presentación del Plan Nacional de Descarbonización 2018-2050 en San José.

Con el objetivo de reducir al máximo las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático, el plan costarricense prevé cambios significativos en infraestructuras y sectores básicos como son el transporte público y privado, la energía, la industria, la agricultura, la gestión de los residuos y el manejo de los suelos y los bosques.

Además, el plan establece una hoja de ruta para modernizar la economía, generar empleos y dinamizar el crecimiento sostenible.

Costa Rica incorporará estas medidas en su nueva contribución determinada a nivel nacional que presentará en el 2020 ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC).

2020 es el año en el que los países signatarios del Acuerdo de París deben presentar una nueva ronda de contribuciones determinadas a nivel nacional. La primera ronda la presentaron en 2015, el año en el que se aprobó el acuerdo.

Estas contribuciones describen los planes que tiene cada país para contribuir a lograr el objetivo último del acuerdo que es limitar el aumento de la temperatura media mundial lo más cerca posible de los 1,5 grados centígrados.

El plan de Costa Rica tiene metas muy concretas en sectores estratégicos como es el transporte, que actualmente es una de las mayores fuentes de emisiones de Costa Rica. Así, el plan establece que para 2035, el 70% de los buses y taxis sean eléctricos para lograr la total electrificación en 2015. En cuanto al transporte privado, se tomarán medidas para que los usuarios abandonen paulatinamente los autos de combustión fósil y opten por vehículos con cero emisiones y por autos compartidos.

En cuanto a la producción de electricidad, que actualmente procede al 95 % de fuentes renovables (principalmente energía hidroeléctrica), se quiere que en 2030 ese porcentaje llegue al 100 %. Además, se van a tomar medidas para que, para 2050, la energía eléctrica será fuente de energía primaria para el sector transporte, residencial y comercial, industrial.

El plan contempla medidas para reducir la huella de carbono del sector ganadero y agrícola, y aumentar la superficie forestal en el país del actual 52 % al 60 % en 2030.

En el acto de presentación del Plan de Descarbonización de Costa Rica participó el embajador mexicano Luis Alfonso de Alba, enviado especial del Secretario General de la ONU para la Cumbre de Acción Climática que se celebrará en Nueva York el próximo 23 de septiembre. Precisamente, el objetivo de la Cumbre es que los países aumenten los niveles de ambición de sus planes de acción climática.

El embajador De Alba agradeció a Costa Rica por el liderazgo que está demuestra al haber presentado unos objetivos climáticos de largo plazo tan ambiciosos. De Alba pidió al Presidente Alvarado que utilice ese liderazgo en la región para animar a otros líderes de América Latina a presentar objetivos igual de ambiciosos cuando se den cita en septiembre en Nueva York.

Han sido numerosas las felicitaciones que le han hecho a Costa Rica líderes internacionales y colectivos de todo el mundo. Entre las más destacadas está la del propio Secretario General de la ONU, António Guterres, transmitida por el embajador Luis Alfonso de Alda durante el evento; la del ex Vicepresidente de EE. UU., Al Gore; el Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez; la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet; y la Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático, Patricia Espinosa.

Una Costa Rica descarbonizada "para la gente".

El objetivo es lograr "una Costa Rica descarbonizada para la gente", dijo el Presidente costarricense. "El cambio climático es el principal reto que tenemos como país y como humanidad. Es nuestra principal amenaza. Todos los sectores de la sociedad deben participar para hacer frente al gran reto que es avanzar hacia un mundo descarbonizado", afirmó.

El plan de Costa Rica adopta un enfoque holístico, ya que se basa en el principio de que la descarbonización del país requiere una transformación profunda de los modelos económicos y sociales para hacerlos realmente sostenibles. Así, se prevé llevar a cabo una reforma fiscal, una reforma de las instituciones implicadas en la descarbonización, avanzar en procesos de digitalización y conectividad digital, para hacer ciudades inteligentes e impulsar el teletrabajo, entre otras medidas.

En su presentación, el Presidente de Costa Rica afirmó que esta transformación solo será posible con la implicación de todos los ciudadanos. Por ello, se prevé un fortalecimiento educativo para lograr cambios de hábitos y culturales.

Los detalles del Plan de Descarbonización pueden consultarse aquí.

Vea el video de la presentación del Plan de Descarbonización de Costa Rica.