Su localización: Inicio > Documentación > Boletín

 El proceso de la Plataforma de Durban: precisando el enfoque en 2013

Artículo de los copresidentes del GPD

 

 Jayant Moreshver MAUSKAR

Don Jayant Moreshver Mauskar de  India


Introducción y antecedentes

La Conferencia sobre el Cambio Climático que se celebró en Durban en 2011 indicó un impulso renovado para el proceso climático intergubernamental. La Plataforma de Durban refleja que ha quedado claro que seguir con los esfuerzos que se están haciendo ya no es suficiente, que la comunidad internacional necesita preparar una respuesta contundente y unida al cambio climático para después de 2020, y que la brecha entre el nivel actual de ambición y el indicado por la ciencia tiene que ser subsanada con urgencia. Para lograr ambas cosas hacen falta planteamientos innovadores y nuevas ideas en los próximos años.

 Harald DOVLAND

Don Harald Dovland de Noruega

En Doha las Partes acordaron grandes hitos para 2013-2015: considerar elementos para un borrador de negociación que estuviera listo antes de la CP 20 con el fin de preparar un texto de negociación antes de mayo de 2015, e identificar en 2013 posibles acciones para cerrar la brecha entre el nivel actual de ambición y el que la ciencia indica que hace falta antes de 2020. Para avanzar en las negociaciones, las Partes también acordaron centrar su labor en 2013 (vea pdf-icon el informe del GPD).

Como hemos esbozado en nuestra pdf-icon nota oficiosa sobre el segundo período de sesiones del Grupo de Trabajo Especial sobre la Plataforma de Durban para una acción reforzada (GPD), se espera que las Partes cambien de marcha este año para llevar la labor a la siguiente fase. En este artículo consideramos el proceso que se está desarrollando en las dos líneas de trabajo actuales del GPD (adoptar un acuerdo de aquí a 2015 e intensificar los esfuerzos actuales para cerrar la brecha entre el nivel actual de ambición y el indicado por la ciencia) y cómo el próximo período de sesiones del GPD puede contribuir a llevar toda esta labor a la siguiente fase.

El GPD de camino a la CP 21

El GPD no necesita reinventar la rueda para recorrer el camino hasta 2015. No está empezando su trabajo de cero. Los Gobiernos deberían procurar sacar provecho de los logros que han alcanzado hasta ahora, asegurar la coherencia y maximizar las sinergias. Para mantener a las Partes informadas sobre avances relevantes, a partir del período de sesiones de abril los Presidentes del OSACT y el OSE van a ofrecer sesiones informativas regulares sobre asuntos relacionados con el GPD.

Además el cambio climático está siendo debatido en todos los países y a todos los niveles. Por lo tanto el GPD podría beneficiarse de la intervención de Ministros y Jefes de Estado y de Gobierno. Reconociendo la necesidad de que haya una participación de alto nivel, el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-Moon anunció en Doha su intención de convocar a los líderes del mundo en 2014 con el fin de reunir apoyos para el acuerdo de 2015. La intervención de las partes interesadas también es muy importante para el proceso del GPD. En varios grupos interesados hay partes que están muy involucradas en esfuerzos para combatir el cambio climático y podrían contribuir mucho en términos de conocimientos, preparación y recursos.

Las Partes deberían empezar a centrarse en el acuerdo de 2015 y tener presentes objetivos generales a medida que avanzamos. El acuerdo se alcanzará en el marco de la Convención y en el contexto de un cambio político, social y económico global, así como el de marcos políticos existentes. Por lo tanto instamos a las Partes a que consideren no solo su alcance, estructura y diseño, sino también cómo encaja el acuerdo en un contexto más amplio: qué se recogería en el acuerdo y cómo añadiría valor a la acción internacional y nacional presente y futura para hacer frente al cambio climático. Por consiguiente hemos procurado diseñar el próximo período de sesiones de tal manera que permita a las Partes empezar a centrarse en la conclusión en 2015.

El segundo período de sesiones del GPD

El segundo período de sesiones del GPD se celebrará del 29 de abril al 3 de mayo en el Centro Mundial de Conferencias de Bonn, Alemania. Los Gobiernos necesitarán centrarse en elementos del acuerdo de 2015 y adoptar un enfoque práctico y orientado a los resultados a la hora de identificar acciones e iniciativas para acelerar la acción a corto plazo. También convendría estudiar el proceso a más largo plazo y considerar qué habría que haber conseguido para finales de 2013 con el fin de que el GPD avance según lo previsto en sus dos líneas de trabajo.

En abril, tal y como anunciamos en nuestra nota oficiosa, llevaremos adelante la labor a través de talleres y mesas redondas. Respondiendo a la petición que hicieron las Partes en Doha, la nota sugiere preguntas específicas para facilitar los debates de los talleres y mesas redondas (consulte el anexo a lapdf-icon nota oficiosa).

Línea de trabajo 1: acuerdo de 2015

Para la línea de trabajo 1 el GPD estableció unas modalidades de trabajo, elaboró un plan de trabajo y empezó a aclarar cuestiones clave y motivos de preocupación que tendrán que ser abordados para llegar a un acuerdo en 2015. Se espera que las Parte profundicen su intercambio sobre la visión global para el acuerdo de 2015, sobre los posibles contornos y arquitectura del acuerdo de 2015, y sobre cómo se aplicarán los principios de la Convención, como se definirán los compromisos y cómo se tendrán en cuenta las diferentes circunstancias nacionales. Es importante empezar a identificar los elementos del paquete más amplio que habrá alrededor del acuerdo de 2015 y asegurará que sea aceptable para todos y pueda ser puesto en práctica a partir de 2020. Este año las Partes pasarán de una fase conceptual a una fase de formación de contenidos en preparación para la fase de «formación de textos» en 2014.

En esta línea de trabajo hemos hecho preparativos para un taller dedicado al alcance, estructura y diseño del acuerdo de 2015. El taller irá seguido de mesas redondas en las que se procurará avanzar y precisar las cuestiones planteadas en el taller en relación con temas específicos, concretamente la mitigación, la adaptación, los medios de aplicación y la transparencia de las acciones y el apoyo.

nea de trabajo 2: ambición antes de 2020

En 2012 las Partes identificaron iniciativas específicas que podrían aumentar la ambición, exploraron el papel de los medios de aplicación, y propusieron continuar la labor de análisis de los beneficios de las iniciativas en lo que respecta a la mitigación. Muchos enfatizaron que las líneas de trabajo deberían estar separadas pero apoyarse mutuamente, y que la adaptación es un aspecto importante de la ambición. 

En 2013 recibimos muchas propuestas para intensificar la ambición de los esfuerzos de mitigación. Entre dichas propuestas se incluye la de aumentar la ambición de las promesas existentes y nuevas. Muchos hicieron hincapié en la importancia de contar con un apoyo adecuado. Las propuestas también pedían que se reconocieran las acciones suplementarias y otras iniciativas, por ejemplo: energía renovable y eficiencia energética, acción de la OACI y la OMI, reducción de las subvenciones a los combustibles de origen fósil, y reducción de los contaminantes del clima de corta vida, incluidos los HFC. Muchas propuestas resaltaban la importancia de trabajar con las partes interesadas y la necesidad de crear oportunidades para reducir los costes de la mitigación.

En esta línea de trabajo hemos hecho preparativos para dos talleres centrados en oportunidades de desarrollo con bajas emisiones y oportunidades para la mitigación y la adaptación relacionadas con el uso de la tierra. También habrá mesas redondas en las que se debatirá cómo promover la acción y elaborar un enfoque práctico y orientado a los resultados para aumentar el nivel de ambición antes de 2020.

Creemos que el formato del próximo período de sesiones y las cuestiones que se van a tratar permitirán que las Partes centren sus debates y avancen en las negociaciones. Mantenemos nuestro compromiso de colaborar tanto con las Partes como con las partes interesadas mientras llevamos adelante la Plataforma de Durban.