Su localización: Inicio > Documentación > Boletín

Invitados

Aumento de la inversión institucional en soluciones climáticas

Image 
Aled Jones
Director adjunto del Programa de la Universidad de Cambridge para el Liderazgo en Sostenibilidad
y mediador del Grupo P8 de S. A. R. el Príncipe de Gales
Como parte de la respuesta global al cambio climático hace falta un aumento considerable de la inversión del sector privado en soluciones climáticas (infraestructura energética, transporte, rendimiento energético y sumideros de carbono como por ejemplo los bosques). Los inversores institucionales son organizaciones financieras que controlan la escala de la financiación que será necesaria para la transición de la economía global. Es más, son las organizaciones que más probablemente tengan los horizontes de inversión a largo plazo necesarios en estas inversiones.

No obstante, para estimular su participación los beneficios previstos de las inversiones en soluciones climáticas tendrían que ser acordes con los niveles de riesgo percibidos, y tendrían que ser competitivos con las inversiones «sin cambios». Por tanto, la política juega un papel crucial en la gestión de estos riesgos, ya sea a través de legislación internacional, regional o nacional para crear mercados de soluciones climáticas o a través de mecanismos públicos de financiación con los que compartir los riesgos.

Está claro que hay muchos riesgos asociados a la inversión en soluciones climáticas. Estos riesgos afectarán a los beneficios que las instituciones exigen de sus carteras de inversión. Para conseguir que las instituciones incluyan muchas más inversiones relacionadas con el clima en sus carteras de inversión es imprescindible gestionar estos riesgos, de manera que los beneficios que se obtengan finalmente sean acordes con los esperados (o al menos de manera que los beneficios sean competitivos con los beneficios sin cambios).

En la siguiente tabla se resumen los principales riesgos de mercado relacionados con el cambio climático desde el punto de vista institucional.

Principales riesgos de mercado

Riesgo de mercado

Descripción

Coste del carbono
  • La incorporación de la marcación de precios del carbono al ciclo económico afectará a los gastos de explotación, a la vida útil de las instalaciones existentes, etc., lo que a su vez influirá en las valoraciones de mercado.
Riesgo de sustitución
  • Entre los riesgos se podrían incluir: la inversión en las etapas iniciales de procesos basados en un bajo nivel de emisiones de carbono que estén expuestos a rápidos cambios tecnológicos; la inversión en negocios nuevos o existentes basados en un alto nivel de emisiones de carbono; cambios en los patrones de compra y el rechazo de productos y servicios de menor rendimiento (y menos «verdes») por parte de los consumidores.

Capacidad de ser asegurado
  • La ubicación de los activos de explotación y el acceso a cobertura serán cada vez más importantes a medida que las aseguradoras reevalúen su riesgo; interés en y deseo de proporcionar cobertura; primas crecientes y/o retirada de la cobertura del seguro.

Volatilidad
  • Es probable que mercados como los de energía generada con combustibles de origen fósil se vuelvan más volátiles e impredecibles.
  • Los mercados de energía limpia podrían ser menos volátiles, pero la incertidumbre reina en los mercados del carbono, etc.
Escala de la inversión
  • Escala mínima de inversión necesaria por parte de grandes inversores institucionales
Riesgo tecnológico
  • Algunas tecnologías que están emergiendo rápidamente pero que no han sido probadas a escala
Experiencia
  • La falta de experiencia general en mercados emergentes
  • La dificultad de conocer a fondo los mercados dinámicamente emergentes

Riesgo monetario
  • Las fluctuaciones de los tipos de cambio hacen que los beneficios sean volátiles.
  • Potencial para menoscabar la rentabilidad de las inversiones
Problemas con el número de posibles inversiones que estudiar
  • Un número insuficiente de proyectos de inversión comercialmente interesantes y fáciles de ejecutar
Evaluación de múltiples riesgos traslapados
  • Con tiempo limitado y muchas alternativas, al sector privado le resulta difícil evaluar a fondo los riesgos de las inversiones en soluciones basadas en un bajo nivel de emisiones de carbono.

Para obtener más detalles, consultar: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y Socios. Catalysing low-carbon growth in developing economies, Public Finance Mechanisms to scale up private sector investment in climate solutions. Octubre de 2009; RAILPEN Investments, HSBC y Linklaters. Climate Change Investment Risk Audit, An Asset Owner’s Toolkit. Noviembre de 2009 y Dyer, G. Climate Change and Security: Risks and Opportunities for Business. Lloyd’s y el International Institute for Strategic Studies, 2009.

Normalmente, en lo que concierne a inversores institucionales, las inversiones en soluciones climáticas tendrán dos formas: acciones y deuda. Se pueden proporcionar acciones directamente a proyectos o a través de fondos; las acciones de este tipo se suelen llamar «alternativas» en los fondos de pensiones. Normalmente la deuda se proporciona a través de instrumentos financieros como por ejemplo las obligaciones. Ambos tipos de oportunidades de inversión serán necesarios para llegar a la escala necesaria, y los distintos proyectos necesitarán distintos niveles de deuda y de acciones a medida que se desarrollen.

Últimamente los inversores institucionales han aumentado sus inversiones en estos tipos de inversión (obligaciones y alternativas). Como indicación de las tendencias del subsector de los inversores institucionales, los fondos de pensiones del Reino Unido han reducido la asignación de activos a acciones1 (de 75,2% en 1999 a 49,8% en 2008) y han aumentado la asignación de activos a obligaciones (de 16,7% en 1999 a 34,7% en 2008) y alternativas (de 0,7% en 1999 a 7,5% en 2008) (Investment Management Association. Asset Management in the UK 2008, The IMA’s Seventh Annual Survey. Londres, Reino Unido: julio de 2009).

Las obligaciones «verdes», establecidas de forma parecida a las obligaciones estándar respaldadas por los Gobiernos, son una forma sencilla de que los inversores institucionales participen en este espacio. Los fondos de pensiones ya están muy expuestos a las obligaciones a largo plazo y se utilizan para comprar este tipo de instrumento financiero.

Las estructuras de acciones alternativas pueden tener varias formas y no hay ninguna solución mejor que otra. Los inversores institucionales tienen organizados diferentes procesos de toma de decisiones y diferentes asignaciones de activos, por lo que será importante ofrecer diversas soluciones de inversión en acciones. También es cierto que disponer de diversas soluciones de inversión en acciones permitirá financiar diferentes tipos de proyectos, ya que unos serán más apropiados que otros para las distintas estructuras de fondos.

Sin embargo, para asegurar el binomio riesgo-rendimiento adecuado, con todos los tipos de inversiones en acciones hay que tener en cuenta las mismas cuestiones en relación con la gestión de los riesgos. Se deberían usar mecanismos de financiación pública para aumentar los beneficios y/o reducir los riesgos, y para complementar, no sustituir, la inversión privada. Dichos mecanismos tienen que ir dirigidos a fondos y proyectos a gran escala para alentar a los inversores institucionales. Iniciativas para fomentarlo2:

  • Presentar de forma más explícita las garantías nacionales contra riesgos ante los inversores institucionales
  • Ofrecer cobertura frente a los riesgos relacionados con las políticas de reducción de las emisiones de carbono
  • Establecer fondos monetarios que ofrezcan productos de cobertura del riesgo cambiario
  • Crear empresas para el desarrollo de proyectos con un bajo nivel de emisiones de carbono
  • Que el sector público invierta en el tramo «equity» (de primeras pérdidas) de los fondos
  • Las instituciones del sector privado podrían acceder a ayuda para fomentar el establecimiento de fondos de infraestructura a gran escala, propiedad inmobiliaria, capital privado o rendimiento energético para la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo.

Sin embargo, sólo se obtendrán beneficios de las inversiones en soluciones climáticas con un conjunto adecuado de políticas nacionales que favorezcan la creación de un mercado para las inversiones, lo que no habría que subestimar cuando se establezcan fondos mundiales o regionales o proyectos de renta variable. La participación de los Gobiernos nacionales es un componente crucial.

En varios subsectores de inversión institucional se están estableciendo grupos para liderar e impulsar la reflexión sobre el cambio climático y sobre las acciones positivas que la industria puede realizar para colocarse a la cabeza de la creación de puestos de trabajo sostenibles y economías más limpias. Grupos con el P8 de S. A. R. el Príncipe de Gales, la Iniciativa Financiera del PNUMA (IF PNUMA), el Institutional Investors Group on Climate Change (IIGCC), la Investor Network on Climate Risk (INCR) y el Investor Group on Climate Change (IGCC) están liderando a nivel mundial la colaboración entre el sector público y el privado en materia de sostenibilidad y actuación financiera en relación con el cambio climático.

Valga la pena recalcar la importancia de formular políticas en una dirección clara. A través de las redes mencionadas, los inversores participan en un diálogo serio con los encargados de la formulación de políticas para asegurar que a la hora de aplicar las políticas de mitigación y adaptación se aproveche el poder del capital del sector privado.

1 Este tipo de acciones se refiere a inversiones en empresas públicas.
2 Para obtener más detalles, ver IF del PNUMA. The materiality of climate change, How finance copes with the ticking clock. Octubre de 2009.