Su localización: Inicio > Documentación > Boletín

AVANCE DE LOS PNAA

Image

La adaptación al cambio climático es fundamental para aumentar la capacidad de resistencia y reducir los impactos del cambio climático que están comenzando a producirse y que, según previsiones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), aumentarán en el futuro. La adaptación es una de las cinco piedras angulares —junto con una visión compartida, la mitigación, la tecnología y los recursos financieros— necesarias para lograr en el futuro una respuesta más firme frente al cambio climático.

Los países menos desarrollados (PMD) son los que corren mayor riesgo frente al cambio climático, y los peor dotados para hacer frente a sus efectos. Los programas nacionales de acción para la adaptación (PNAA) se instituyeron como medio para que los PMA determinaran las actividades prioritarias que responden a sus necesidades urgentes de adaptación al cambio climático, y pueden considerarse como la base para la adaptación futura.

Preparación y aplicación de los PNAA

El proceso de preparación y aplicación de los PNAA implica a muchos actores interesados, y da lugar a numerosas propuestas, actividades y proyectos prioritarios. Teniendo esto en cuenta, el año pasado se creó en el sitio web de la CMNUCC una base de datos de PNAA con el fin de facilitar la elaboración de propuestas de proyectos para su ejecución.

Los pasos implicados en la preparación de los PNAA son, entre otros son, la evaluación de la vulnerabilidad a la actual variabilidad climática y episodios atmosféricos extremos, la determinación de las medidas de adaptación clave y la selección de una lista breve de actividades clasificadas por orden de prioridad.

Una vez terminado, el PNAA se presenta a la secretaría de la CMNUCC, y la Parte que sea un PMA puede solicitar financiación para la aplicación del PNAA a través del Fondo para los países menos desarrolados (FPMD), administrado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).

Las Partes que son PMA solicitan a un organismo de ejecución del FMAM (en la actualidad son diez) que le ayuden a preparar una propuesta de financiación. El organismo del FMAM colabora con el país en cuestión para transformar el concepto inicial en un proyecto en toda regla. El organismo colabora muy estrechamente con el país durante cada una de las fases sucesivas, y en último término ayuda al país a ejecutar el proyecto.

El Grupo de expertos de los países menos desarrolados publicará en breve una guía detallada sobre el proceso de aplicación de los PNAA que se utilizará en los talleres regionales de capacitación sobre la aplicación de los PNAA. El primero de ellos tendrá lugar en Tanzanía entre el 19 y el 23 de octubre de 2009.

Financiación

Resulta alentador comprobar que muchos países se encuentran ahora en la fase de ejecución de los PNAA, pero continúa existiendo el problema de cómo compaginar acertadamente los programas y la financiación. Los actuales acuerdos sobre el clima no contienen compromisos vinculantes para financiar la adaptación.

Los fondos disponibles para la adaptación a través del FMAM son relativamente pequeños, se han desembolsado con lentitud y deberán incrementarse notablemente para poder realizar una contribución significativa a la adaptación al cambio climático en los países en vías de desarrollo.

Ejemplos de países:

Samoa

Como otros países menos desarrolados, Samoa es muy vulnerable a los desastres naturales.

Los episodios atmosféricos extremos, los ciclones tropicales Ofa (1990) y Val (1991), provocaron daños con costos que, según las estimaciones, serían aproximadamente cuatro veces superiores al producto interno bruto de Samoa. En la estación seca, hay riesgo cada vez mayor de incendios forestales, particularmente destructivos ya que los bosques desempeñan un papel importante en la ordenación de las cuencas hidrográficas y la protección ambiental. Samoa sufrió cuatro grandes incendios forestales durante las sequías y estaciones secas de 1982-83, 1997-98, 2001-02 y 2002-03.

El cambio climático y la subida del nivel del mar son también graves motivos de preocupación, dado que el 70% de la población y de la infraestructura de Samoa se encuentran en zonas costeras bajas.

Los principales objetivos del PNAA de Samoa son la realización de actividades inmediatas y urgentes basadas en proyectos con el fin de lograr la adaptación al cambio climático; proteger la vida y medios de subsistencia de las personas; y lograr una mayor conciencia acerca de los impactos del cambio climático y las actividades de adaptación. Su PNAA aborda seis esferas principales: seguridad alimentaria, alerta temprana y gestión de desastres, salud, infraestructura, ecosistemas terrestres y recursos hídricos.

Samoa es un ejemplo de PMA que ha conseguido dominar el proceso de financiación en un espacio de tiempo relativamente breve y ha comenzado ahora a ejecutar proyectos sobre el terreno.

Benin

Benin tiene escasos recursos hídricos y una fuerte incidencia de enfermedades relacionadas con el clima, como el paludismo. El cambio climático tiene efectos particularmente importantes en el sector clave del país, que es la agricultura.

Entre las necesidades urgentes de adaptación de Benin cabe señalar las siguientes: adaptación de los sistemas de producción agrícola para incrementar la seguridad alimentaria, ordenación de los recursos hídricos, protección de la zona costera frente a la elevación del nivel del mar, la promoción de la energía renovable y el uso de cocinas que permitan ahorrar energía.

Los proyectos del PNAA del Benin están relacionados con los ecosistemas costeros y marinos, los recursos hídricos, la salud y el fomento de la capacidad. Su experiencia con el proceso del PNAA ha sido muy positiva, y su PNAA está próximo a la ejecución después de 12 meses.

La participación en varios talleres regionales y subregionales organizados por la secretaría de la CMNUCC y el Instituto de las Naciones Unidas para la formación profesional y la investigación (UNITAR), así como diferentes eventos paralelos organizados por el FMAM, contribuyeron a familiarizar a los representantes de Benin con el proceso de movilización del Fondo para los países menos desarrolados. No obstante, sería conveniente poder tener acceso mejorado y directo a los fondos del FMAM a través de un marco institucional simplificado.

Benin está actualmente preparando una estrategia nacional sobre el cambio climático en que se incluyen los resultados de su PNAA.

Camboya

Camboya terminó su PNAA en marzo de 2007. Consta de 39 propuestas de proyectos, 20 de los cuales son altamente prioritarios. Están relacionados con sectores clave como la agricultura, los recursos hídricos, las zonas costeras y la salud humana.

En los últimos años ha sufrido inundaciones y sequías más frecuentes y graves, que han provocado un número significativo de víctimas y considerables pérdidas económicas.

Las inundaciones provocaron el 70% de las pérdidas de producción de arroz entre 1998 y 2002, mientras que el 20% restante se debió a la sequía. Las zonas bajas situadas a lo largo de los 435 km de litoral, con sus asentamientos, centros turísticos, puertos marinos y manglares, se encuentran en peligro de quedar sumergidas como consecuencia de la elevación del nivel del mar.

Además, el cambio climático puede agravar las enfermedades transmitidas por vectores, como el paludismo. Con sus 800 fallecimientos anuales, Camboya tiene ya la tasa más alta de letalidad como consecuencia del paludismo en Asia.

Como ejemplos de proyectos del PNAA cabría citar los siguientes: construcción de embalses de agua comunitarios, mejora de los sistemas de riego comunitarios, construcción de diques y estructuras de protección frente a las inundaciones, y educación sobre el paludismo.

Un proyecto de adaptación previsto para integrar la planificación de los recursos hídricos en el desarrollo agrícola va a incluirse en la cartera de proyectos en tramitación del FMAM en el contexto del Fondo para los países menos desarrolados. Se está preparando otra propuesta de proyecto en la zona costera para solicitar financiación del FPMA. Se han realizado varios proyectos en pequeña escala sobre la gestión de los recursos hídricos, como medio de adaptación al cambio climático en el contexto del Programa de Pequeñas Donaciones del PNUD/FMAM.

El país ha podido comprobar hasta ahora que los donantes están más interesados en la mitigación, aunque comienzan a observarse señales de mayor interés en la adaptación. No obstante, Camboya teme que su PNAA continuará siendo una empresa más bien teórica a no ser que los donantes se comprometan a aportar un volumen de financiación significativo para las actividades de adaptación en el país.

Esperanzas para Copenhague

Los países menos desarrolados esperan progresos significativos en el frente de la adaptación en la Conferencia sobre el Cambio Climático que se celebrará en Copenhague en diciembre. Entre esos progresos se incluye el logro de compromisos de financiación más concretos de las Partes del anexo I con destino a actividades de adaptación, particularmente para la ejecución de los PNAA, además de un acceso más fácil a los recursos.

Los PMA esperan también que las lecciones que han aprendido en la preparación y ejecución de las medidas de los PNAA orienten los planes de adaptación en el futuro y que los nuevos procesos de planificación de la adaptación estén anclados en la sólida base de los PNAA. Para reducir el volumen de medidas de adaptación necesarias en el futuro, se espera también que los países industrializados tomen la iniciativa en la formulación de compromisos más firmes y con plazos determinados para reducir considerablemente las emisiones.

Si desea más información sobre los PNAA y los PMA, haga clic aquí.