Su localización: Inicio  > Información Básica > Resultados de Varsovia


 photo

Los resultados de Varsovia

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático celebrada en Varsovia los Gobiernos tomaron nuevas decisiones esenciales para seguir avanzando a buen paso hacia un acuerdo universal sobre el cambio climático en 2015. El acuerdo de 2015 tiene un doble objetivo:

  • Primero, unir a las naciones en un esfuerzo efectivo global para reducir las emisiones con la rapidez suficiente como para trazar la trayectoria que la humanidad seguirá a largo plazo para salir de la zona de peligro del cambio climático, desarrollando al mismo tiempo la capacidad de adaptación.
  • Segundo, estimular acciones más rápidas y más amplias ahora.

Con estos fines los Gobiernos acordaron comunicar sus respectivas contribuciones al acuerdo universal con mucho tiempo de antelación a la reunión de París en 2015. Es más, los acuerdos de vigilancia, notificación y verificación necesarios para la acción a nivel nacional han sido finalizados, con lo cual pueden ser implementados y proporcionar unos cimientos sólidos para el acuerdo de 2015.

Cabe destacar que también continuó el avance de la ayuda a países, especialmente los más pobres, para adaptarse a los impactos del cambio climático y crear sus propios futuros sostenibles con energía limpia.

Un gran avance fue la aprobación del reglamento para reducir las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal junto con medidas para reforzar la preservación de los bosques y un sistema de pago basado en los resultados para promover la protección de los bosques.

El Fondo Verde para el Clima, que será un importante canal de financiación de la acción en países en desarrollo, estará listo para ser dotado de capital en la segunda mitad de 2014.

Asimismo los Gobiernos acordaron un mecanismo para abordar las pérdidas y daños causados por los impactos a largo plazo del cambio climático.

Los datos climatológicos más recientes indican que el cambio climático generado por el ser humano es indudable, pero disponemos de tiempo limitado para mantener el calentamiento por debajo de 2 grados Celsius como máximo. Sin embargo, las emisiones globales de gases de efecto invernadero tienen que alcanzar su máximo esta década y llegar a un valor neto igual a cero antes de la segunda mitad de este siglo. Para conseguirlo es crucial que se tomen medidas coordinadas rápidamente a todos los niveles: internacional, nacional, empresarial y financiero.

Por este motivo, la CP 19 de Varsovia también ha servido de escaparate a acciones emprendidas por empresas, ciudades, regiones y la sociedad civil para afrontar el cambio climático. Las soluciones para el cambio climático ya están claras y el mundo dispone del dinero, la tecnología, los conocimientos y los modelos necesarios para tener éxito. Los resultados de las acciones eficaces para hacer frente al cambio climático también están claros: beneficios compartidos e inmediatos para todas las economías y ciudadanos y un futuro sostenible para todos.

A continuación se incluye una sinopsis de los resultados más destacados obtenidos por los Gobiernos en Varsovia:

Decisiones conducentes a un acuerdo universal en diciembre de 2015 que entrará en vigor en 2020

  • Los Gobiernos hicieron progresos con el calendario de desarrollo del acuerdo de 2015. Comenzarán a elaborar los elementos del nuevo acuerdo sobre el cambio climático en su primera reunión en marzo de 2014, propondrán un primer borrador antes de diciembre de 2014 y presentarán el borrador oficial antes de mayo de 2015, todo con vistas a permitir que las negociaciones concluyan satisfactoriamente en diciembre de 2015.
  • Los Gobiernos decidieron iniciar o intensificar los preparativos para sus respectivas contribuciones nacionales al acuerdo de manera que estén preparadas bastante antes de diciembre de 2015, preferiblemente para el primer trimestre de 2015 como muy tarde. Esa es una parte importante del calendario de negociaciones.
  • También se decidió que las contribuciones determinadas nacionalmente serían propuestas de una manera clara y transparente. Los Gobiernos de países desarrollados fueron instados a proporcionar ayuda a los de países en desarrollo para este importante proceso nacional.
  • Los Gobiernos acordaron identificar la información concreta que los países proporcionarán cuando propongan sus contribuciones determinadas nacionalmente como muy tarde al comienzo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebrará en Lima a finales de 2014.

Reducción de la brecha entre el nivel actual de ambición y el que la ciencia indica que hace falta antes de 2020

  • Los Gobiernos tomaron la decisión de fortalecer las medidas para subsanar la brecha entre lo que se ha comprometido hasta ahora y lo que hace falta para mantener al mundo por debajo de una subida media máxima de la temperatura de 2 grados Celsius, antes de que el nuevo acuerdo entre en vigor en 2020.
  • Intensificarán el examen técnico de oportunidades que ofrezcan un potencial elevado de contención de las emisiones de gases de efecto invernadero y colaborarán frecuentemente con los Ministros en relación con este asunto.
  • Para ello los Gobiernos también acelerarán la implementación de políticas y tecnologías ecológicamente racionales.
  • Asimismo los Gobiernos instan a la cancelación voluntaria de reducciones certificadas de las emisiones (RCE) dentro del Mecanismo para un Desarrollo Limpio (MDL) del Protocolo de Kyoto.

La urgencia de ayudar a pueblos afectados por los impactos del cambio climático

  • Los Gobiernos establecieron el Mecanismo Internacional de Varsovia para Pérdidas y Daños. Este mecanismo abordará las pérdidas y daños asociados con los efectos a largo plazo del cambio climático en países en desarrollo que son especialmente vulnerables a esos impactos. 
  • La aplicación provisional del mecanismo estará guiada por un comité ejecutivo que rendirá cuentas a la CP, y será revisada en 2016.
  • El mecanismo facilitará el intercambio de información de las prácticas óptimas para hacer frente a pérdidas y daños inducidos por el cambio climático, y fortalecerá las acciones y la ayuda, por ejemplo facilitando la movilización de financiación.
  • La primera reunión del comité ejecutivo se celebrará en marzo de 2014.

Fortalecimiento de los esfuerzos de movilización de 100 000 millones de USD para 2020

  • Dado que los países desarrollados se han comprometido a movilizar anualmente 100 000 millones de USD para cuando llegue 2020 con el fin de ayudar a los países en desarrollo a tomar medidas frente al cambio climático, también han acordado hacer públicos sus esfuerzos en este sentido cada dos años de 2014 a 2020. También se realizarán talleres técnicos para aprender las mejores formas de aumentar la financiación. 
  • También se decidió convocar reuniones ministeriales dedicadas a la financiación a largo plazo cada dos años durante el período 2014-2020. Dichas reuniones deberían dar un impulso político a los debates.
  • Asimismo el Fondo Verde para el Clima queda oficialmente abierto y comenzará su proceso inicial de movilización de recursos a mediados de 2014.

Estas decisiones representan un progreso importante hacia la conclusión satisfactoria de un acuerdo universal en 2015 que responda a la ciencia y proteja a los más vulnerables. Además los Gobiernos terminaron labores que impulsan los esfuerzos actuales para hacer frente al cambio climático.

Reducción de las emisiones debidas a la deforestación: «el marco de Varsovia para la REDD+»

  • Los Gobiernos tomaron una serie de decisiones sobre formas de reducir las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal. Dichas decisiones constituyen la culminación de 7 años de trabajo y suponen un avance claro para que se tomen medidas frente al cambio climático. 
  • La deforestación global es responsable de aproximadamente un 20% de las emisiones de CO2 del mundo. Este conjunto de decisiones impulsa la preservación de los bosques y la utilización sostenible de los mismos con beneficios directos para los que viven en ellos o en sus alrededores.
  • Además este paquete sirve de base para la transparencia y la integridad de las acciones y aclara la coordinación del apoyo.
  • Asimismo establece los medios para que se efectúen pagos basados en resultados si los países en desarrollo pueden demostrar la protección de los bosques. Con este fin el paquete está respaldado con promesas iniciales de 280 millones de USD.

Progreso en el impulso de la adaptación

  • Los 48 países menos adelantados incluidos en el marco de la CMNUCC finalizaron un completo conjunto de planes para hacer frente a los impactos del cambio climático. Dichos planes sirven para evaluar mejor los efectos inmediatos del cambio climático y permiten que los países determinen el apoyo y las acciones que necesitan para mejorar su capacidad de recuperación. 
  • Los países desarrollados llegaron a capitalizar los 100 millones de USD que se habían puesto como meta para el Fondo de Adaptación, que ahora puede continuar financiando proyectos prioritarios.

Progreso hacia la rendición de cuentas

  • El marco para la medición, notificación y verificación de esfuerzos de mitigación, incluidos los de los países en desarrollo, ya está plenamente operativo. Este acuerdo de los Gobiernos supone un gran logro alcanzado tras muchos años de duro trabajo y es importante porque significa que ahora es posible medir mejor los esfuerzos de mitigación, sostenibilidad y apoyo de los países. 
  • Eso dará confianza a los donantes y a los inversores que puedan estar interesados en financiar medidas de mitigación adecuadas a cada país.

Tecnología para promover acciones frente al cambio climático

  • El Centro y Red de Tecnología del Clima (CRTC), encargado de estimular la cooperación tecnológica y la transferencia de tecnología a países en desarrollo, ya está en funcionamiento. 
  • La Junta Consultiva del CRTC acordó las reglas por las que este se regirá. Eso significa que el CRTC, establecido en Cancún en 2010, ya ha pasado a la fase operativa para apoyar las acciones emprendidas por países en desarrollo en función de las peticiones de ayuda que reciba a través de las entidades nacionales designadas por dichos países. 
  • El CRTC está preparado para responder a las peticiones de países en desarrollo relacionadas con el desarrollo y la transferencia de tecnología.