Su localización: Inicio > Información Básica

Información básica sobre la CMNUCC y la respuesta internacional al cambio climático

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) fue adoptada en 1992, como un marco de cooperación internacional para limitar el aumento de la temperatura media mundial y limitar así el cambio climático resultante, a la vez que hacer frente a sus impactos ya inevitables.

En 1995, comenzaron las negociaciones internacionales para fortalecer la respuesta global al cambio climático y, dos años después, se adoptó el Protocolo de Kyoto. Este obliga legalmente a los países desarrollados que son Parte a cumplir unos objetivos de reducción de emisiones. El primer periodo de compromiso del Protocolo comenzó en 2008 y finalizó en 2012. El segundo periodo de compromiso comenzó el 1 de enero de 2013 y finaliza en 2020.

Actualmente hay 197 Partes en la Convención y 192 Partes en el Protocolo de Kyoto.

El 12 de diciembre de 2015, se adoptó el Acuerdo de París sobre el cambio climático que supone un gran paso en el proceso internacional de acción contra el cambio climático en el marco las Naciones Unidas. El Acuerdo de París se construye a partir de los trabajos realizados en el marco de la Convención. El Acuerdo de París marca un nuevo rumbo en el esfuerzo mundial para combatir el cambio climático.

El Acuerdo de París busca acelerar e intensificar las acciones y las inversiones necesarias para alcanzar un futuro sostenible con bajas emisiones de carbono. Su objetivo central es fortalecer la respuesta global a la amenaza del cambio climático manteniendo el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5 grados con respecto a los niveles preindustriales. El Acuerdo también tiene como objetivo fortalecer la capacidad de los países para hacer frente a los impactos del cambio climático.

Para alcanzar estos objetivos ambiciosos, se establecerán unos flujos financieros apropiados antes de 2025, incluyendo, un nuevo objetivo de provisión de financiamiento de 100.000 millones de dólares. Se prevé también el fortalecimiento de la capacidad, incluida una iniciativa para el fortalecimiento de la capacidad para la acción de los países en desarrollo y de los países más vulnerables, en función de sus propios objetivos nacionales. El Acuerdo de París también reforzará la transparencia en las acciones y en las medidas de apoyo que se pongan en marcha, gracias a un marco de transparencia más sólido.

En noviembre de 2016 tuvo lugar la conferencia sobre el cambio climático de Marrakech, en Marruecos (COP 22/CMP 12/CMA 1), donde se puso de manifiesto que el mundo está avanzando para la implementación del Acuerdo de París y que se mantiene vivo un espíritu constructivo de cooperación multilateral frente al cambio climático.

En Marrakech los gobiernos fijaron un plazo hasta 2018 para completar las normas de aplicación del Acuerdo de París con el fin de asegurar la confianza, la cooperación y el éxito del acuerdo en los años y décadas venideros. Para conocer los detalles de los resultados obtenidos en la conferencia de Marrakech, visite esta página.

La secretaría de la CMNUCC da apoyo a todas las instituciones que participan en las negociaciones internacionales sobre el cambio climático, en particular a la Conferencia de las Partes (COP, por sus siglas en inglés), la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes (CMP, por sus siglas en inglés), los órganos subsidiarios (que asesoran a la COP / CMP), y la Mesa de la COP/ CMP (que se ocupa principalmente de cuestiones de procedimiento y de organización).