Su localización: Inicio > Documentación > Boletín

EN PRIMER PLANO

Se intensifica la movilización de financiación a largo plazo para hacer frente al cambio climático

Una conversación con los copresidentes del programa de trabajo sobre la financiación a largo plazo

image   El primer taller dedicado a la financiación a largo plazo se realizó en Bonn en julio a lo largo de tres días, facilitando debates técnicos y analíticos en un entorno franco y transparente. Participó el mundo entero: alrededor de 140 personas estuvieron presentes, más de 300 vieron la transmisión en directo por Internet, se enviaron alrededor de 1500 comentarios y preguntas a través de Twitter, lo que llevó a la asombrosa cifra de 9 millones de impresiones en Twitter, y la información llegó a 32 000 personas a través de las páginas web de la CMNUCC dedicadas al evento y a través de Facebook.

El taller fue el primero de los dos que forman parte del programa de trabajo sobre la financiación a largo plazo que los gobiernos decidieron emprender en la 17.a Conferencia de las Partes, celebrada en Durban el año pasado. Los objetivos generales del programa de trabajo son avanzar en este tema e intensificar los esfuerzos para aumentar la movilización de financiación para hacer frente al cambio climático después de 2012, cuando haya terminado el período de financiación inmediata para tomar medidas contra el cambio climático. Sus metas son analizar las opciones para movilizar recursos de una gran variedad de fuentes, públicas y privadas, bilaterales y multilaterales, incluyendo fuentes alternativas y el trabajo analítico pertinente sobre las necesidades de financiación de los países en desarrollo en relación con el clima, teniendo en cuenta las lecciones aprendidas con la financiación inmediata.

La responsabilidad de la ejecución de este programa de trabajo recae sobre sus copresidentes, don Zaheer Fakir (Sudáfrica) y don Georg Børsting (Noruega), que deben informar a la Conferencia de las Partes en Doha este mes de noviembre, durante su 18.º período de sesiones. Ambos desempeñaron un papel decisivo en las negociaciones que condujeron a las decisiones sobre la financiación a largo plazo y la formación de las instituciones establecidas para hacerla realidad.

El boletín de la CMNUCC consiguió entrevistarles cuando estuvieron en Bonn para actuar de mediadores en el primer taller. En esta entrevista los copresidentes ofrecen sus opiniones, impresiones e intenciones con respecto al programa de trabajo y la financiación a largo plazo.

¿Qué piensan sobre la función de este programa de trabajo en el amplio contexto de lo que los gobiernos han acordado que necesitan hacer con respecto a la financiación a largo plazo?

Fakir: En las negociaciones no hay realmente espacio para los debates analíticos y técnicos. La intención del programa de trabajo era proporcionar una oportunidad para avanzar en materia de las contribuciones para aumentar la financiación a largo plazo y la movilización de financiación. Así que el enfoque que nosotros hemos adoptado como copresidentes es preguntar cómo se puede utilizar una plataforma que estimule debates políticos para poder hacer esa contribución.

Børsting: Para nosotros era importante reunir a expertos, la sociedad civil y observadores para que tomasen parte en el proceso y el debate, ya que eso puede ayudar a las Partes a comprender mejor temas que son realmente complejos. Son difíciles desde el punto de vista político, pero también son complejos y es sumamente importante que los comprendamos mejor. Y esas son algunas de las cosas que ya han surgido en el taller: debates analíticos y la identificación de áreas en las que hace falta continuar trabajando para apoyar el proceso político relacionado con el tema de la financiación para abordar el cambio climático.

Lo cual nos lleva a la siguiente pregunta: en su opinión, ¿hasta qué punto son importantes los talleres en el amplio contexto del programa de trabajo sobre la financiación a largo plazo?

Fakir: Tengo una respuesta rotunda: yo diría que es una especie de «terapia». Las negociaciones son tan intensas y complejas, se tratan tantos temas políticos y demás que la presión es enorme. El taller es una especie de válvula de escape por la que dar salida a este tipo de cuestiones y una oportunidad para comprender los puntos de referencia desde los que parten tus compañeros. Así podría ser como una terapia, tienes que soltarlo todo para luego poder hacerle frente. Si se quiere mantener un debate constructivo sobre el tema de la financiación a largo plazo, es importante haber tenido estas discusiones para poder pasar a la siguiente fase. Por ejemplo, nos habría resultado muy difícil entrar directamente en un debate detallado si no hubiéramos explorado el asunto de las necesidades de financiación de los países en desarrollo en relación con el clima. Queremos que la gente hable, pero también queríamos que la gente pasase de lo político a lo analítico. Yo diría que este primer taller es un puente para llegar a esa segunda fase.

Una de las cuestiones candentes de la financiación a largo plazo para afrontar el cambio climático es el papel y la participación del sector privado. ¿Hasta qué punto ha intervenido el sector privado en los debates sobre la financiación a largo plazo?

Fakir: Las presentaciones de expertos del sector de la banca demostraron que el actual nivel de intervención del sector privado en la lucha contra el cambio climático es espectacular, ya sea invirtiendo en renovables o cualquier otra forma de inversión en el sector climático. Así que claramente hay mucha actividad en el dominio privado en cuanto a financiación de diferentes tipos de iniciativas para hacer frente al cambio climático. Pero creo que el reto importante es cómo activar una mayor intervención del sector privado en el mundo en desarrollo, y en el seno del sector privado del mundo en desarrollo. Así que está claro que hay mucha actividad, pero ¿cómo conseguimos que esa actividad en países en desarrollo cobre impulso?

¿Cómo puede participar el sector privado en los debates? ¿Debe hacerlo?

Børsting: Es importante contar con los conocimientos y la experiencia del sector privado para comprender mejor desde su punto de vista lo que hace falta para crear un entorno más propicio para las inversiones relacionadas con el cambio climático. Creo que todos nos damos cuenta de que, por supuesto, el sector privado busca rentabilidad. El sector privado funciona así. Pero es importante que no tengamos un mundo dividido con el sector público a un lado y el sector privado al otro. Tiene que haber reglamentos adecuados, y a veces podrían hacer falta inversiones del sector público para sacar provecho de las del sector privado. No se puede comprender realmente esa dinámica ni lo que hace falta sin que el sector privado intervenga en el debate.

Y en cuanto al sector financiero en general, y los fondos de pensiones en particular, ¿cómo podrían intervenir si es que deben hacerlo?

Fakir: En definitiva la pregunta es: ¿cuáles son las condiciones favorables para que el fondo de pensiones quiera invertir en medidas para afrontar el cambio climático? Y entonces uno respondería que, bueno, depende de las condiciones a las que uno tenga que hacer frente. No se trata de si es una fuente o no, sino que uno tiene que verlo en su totalidad. Habría que entender la naturaleza de los fondos de pensiones. Son más reacios a los riesgos, así que si estudian la posibilidad de invertir en energía limpia, naturalmente van a dirigirse a una zona donde haya estabilidad política y políticas estables, con una clara política energética que garantice que su inversión está segura. Pero también suelen tener en cuenta factores sociales. Al fin y al cabo se trata de comprender las motivaciones que determinan cómo utiliza o hace sus inversiones cada instrumento, y después decidir la combinación adecuada de instrumentos como fuentes de financiación. Es importante que la gente en la sala comprenda cómo funcionan estos instrumentos y después tome sus decisiones.

Entonces, ampliando la pregunta, nos encontramos en un momento histórico interesante porque alrededor de 1500 empresas de los Estados Unidos y Europa calificadas por Moody's tienen dos billones de dólares brutos. Mientras tanto los gobiernos de Europa están muy preocupados por sus finanzas. ¿Cómo conseguimos que estas empresas se interesen y participen en la financiación a largo plazo para hacer frente al cambio climático?

Børsting: Repito, se trata de crear un entorno propicio y atractivo para las inversiones, y esa es la única forma de atraer realmente este tipo de inversiones. Yo diría que en realidad la situación actual en Europa debería abrir algunas puertas, sobre todo para países en desarrollo que sean capaces de resultar atractivos.

Uno de sus objetivos desde el principio ha sido que este programa de trabajo y los talleres sean lo más inclusivos, abiertos y transparentes posible. ¿Están satisfechos con la participación de los diferentes interesados, o desearían que ciertos actores se involucraran más o recibir más aportaciones sobre ciertas áreas?

Fakir: Me sorprendió gratamente el número de personas que siguieron nuestros debates a través de la transmisión en directo por Internet y también a través de Twitter y Facebook. ¡También me sorprendió gratamente el número de personas que consiguieron asistir personalmente al taller!

Børsting: Estoy muy contento con la atención que recibió el taller y el programa de trabajo por parte de infinidad de interesados además de las Partes. Creo que lo refleja el interés que recibió nuestra transmisión en directo por Internet y en los medios sociales. Desde luego me gustaría aprender de cómo lo hemos hecho para ser lo más inclusivos posible y también para hacerlo aún mejor, si cabe. Lo mismo digo de la participación en el taller propiamente dicho, que en mi opinión ha sido bastante satisfactoria. En cuanto a qué actores nos gustaría que se involucraran más en las demás áreas del programa de trabajo, podría ser el sector privado. Aquí tenemos unos cuantos representantes. A mí desde luego me gustaría ver más, no solo como ponentes y especialistas, sino también como participantes en los debates.

Fakir: ¿Puedo decir algo controvertido? A mí no me preocupa la falta de interesados. Lo que me pregunto es si contamos con la combinación adecuada de interesados. Por ejemplo, me gustaría ver participar a más ONG que estén trabajando sobre el terreno. Contamos con muy pocas ONG e interesados que estén desarrollando proyectos físicos sobre el terreno. Ellos son los que están en primera línea, haciendo frente a la financiación y los retos que conlleva. Gracias a su experiencia saben cuáles son realmente las capacidades que hacen falta, si las obligaciones de presentación de informes son onerosas o no, por ejemplo. Me gustaría mucho saber su opinión pero no sé como conseguir que haya más gente de esta en la sala.

En diciembre tienen que presentar un informe a la CP en Doha. ¿Qué esperan decirles? ¿Qué esperan haber conseguido para entonces?

Fakir: Según la decisión, el informe es solo un elemento más de nuestro proceso. La finalidad del programa de trabajo es contribuir a los esfuerzos que se están haciendo con el fin de movilizar financiación de múltiples fuentes para hacer frente al cambio climático a partir de 2012. En definitiva el éxito se medirá en función de eso, de si hemos contribuido o no. Estamos concentrados en eso, en contribuir. El taller por sí mismo está contribuyendo, simplemente al ampliar los conocimientos de la gente sobres estas opciones. Y eso va a tener un efecto dominó. Puede que sea fuera del proceso de la CMNUCC, puede que sea algo que alguien se lleve a casa y nunca nos enteremos. Pero ya está contribuyendo. Supongo que nunca empezamos haciéndonos ilusiones ni aspirando a hacer algo que cambiase radicalmente la situación, en ese sentido. Vamos a ser atrevidos y ambiciosos...

Børsting (sonriendo): DESDE LUEGO.

Fakir: DESDE LUEGO. Vamos a ser atrevidos y ambiciosos en el sentido de que vamos a elaborar un informe en el que no nos vamos a andar con chiquitas, por así decirlo. Sobre todo vamos a elaborar el informe basándonos en nuestras impresiones sobre el taller y en lo que vimos y oímos. Será un reflejo del enfoque, el esfuerzo y la energía que hemos dedicado a los talleres.

Børsting: El programa de trabajo tiene la finalidad claramente definida de contribuir a los esfuerzos que se están haciendo con el fin de ampliar la movilización de financiación para afrontar el cambio climático después de 2012. Creo que como copresidentes queremos desarrollar el programa de trabajo de tal manera que podamos decir que hemos alcanzado ese fin. Creo que el informe que vamos a escribir forma parte de este esfuerzo. Así que, aunque las Partes decidirán cómo responden al informe, esperamos que sea una buena contribución y que ayude a facilitar los debates de las Partes cuando lo reciban.

Información sobre los copresidentes

image Don Zaheer Fakir es un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Ambientales y Turismo de Sudáfrica. Ha sido miembro activo de la Junta del Fondo de Adaptación y, hasta hace poco, fue miembro del Consejo del Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Además ha moderado con éxito las negociaciones que condujeron al lanzamiento del Fondo Verde para el Clima en Durban.
image Don Georg Børsting es el director de políticas para el cambio climático del Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega. Børsting ha moderado varias negociaciones en el marco de la Convención sobre el Cambio Climático y ha sido presidente del Comité de Supervisión de la Aplicación Conjunta y la Junta Ejecutiva del Mecanismo para un Desarrollo Limpio. Asimismo dirigió las negociaciones que durante la CP 17 condujeron a la adopción de las decisiones sobre el Comité Permanente y el programa de trabajo sobre la financiación a largo plazo.