Su localización: Inicio > Documentación > Boletín

INVITADOS

Aprovechar la inteligencia colectiva para afrontar el cambio climático: Climate CoLab del Instituto de Tecnología de Massachusetts

Robert Laubacher y Thomas W. Malone

 image   El cambio climático es un problema de gran alcance y complejidad. Pero a lo largo de la década pasada han ido surgiendo nuevas formas de colaboración a través de Internet en las que un gran número de personas de todo el mundo puede unir sus fuerzas para abordar grandes problemas. Wikipedia y las aplicaciones de software de código abierto son ejemplos destacados. Inspirado por estos sistemas, el proyecto Climate CoLab, del Centro de Inteligencia Colectiva del Instituto de Tecnología de Massachusetts, aplica este enfoque para proponer respuestas frente al cambio climático.

Cómo funciona Climate CoLab

Climate CoLab es una plataforma disponible en Internet en la que se pueden crear, analizar y seleccionar propuestas detalladas sobre lo que la humanidad puede hacer para afrontar el cambio climático global. Todo el que esté interesado puede unirse a la comunidad de Climate CoLab. La actividad de la plataforma está estructurada en torno a concursos a través de Internet. 

En dichos concursos se invita a los miembros de la comunidad a presentar propuestas que aborden aspectos clave del cambio climático. En 2010, por ejemplo, el concurso se centró en las negociaciones diplomáticas internacionales sobre el cambio climático; el concurso del año pasado abordó la transición a una economía verde. 

Las propuestas pueden ser elaboradas por una sola persona o por equipos. Cada propuesta describe una serie de acciones para hacer frente al cambio climático: qué medidas se deberían tomar, cómo se pueden poner en práctica, por qué se consideran el camino adecuado a seguir. Los autores de las propuestas tienen acceso a modelos informatizados de simulación que pueden proyectar los resultados ambientales y económicos de las acciones que proponen. 

Una vez que las propuestas han sido presentadas, otros miembros de la comunidad pueden respaldarlas o comentarlas. Después de la fase inicial de creación de propuestas, un panel de jueces selecciona las más prometedoras. Muchos de los jueces son miembros del Consejo de Expertos de Climate CoLab: un grupo de distinguidos climatólogos, economistas y expertos en políticas. 

Tras la selección inicial, los autores tienen la oportunidad de refinar sus propuestas. Después se invita a la comunidad a votar las propuestas que más le gusten, de manera que las que obtienen más votos reciben el premio Elección del Público. El jurado también conceden a sus propuestas favoritas el premio Elección del Jurado, y todas las propuestas ganadoras son presentadas a los encargados de formular políticas.

image

Qué hemos hecho hasta ahora

La plataforma Climate CoLab fue lanzada en 2009. Desde entonces casi 40 000 personas de 167 países han visitado el sitio web. Más de 3600 de esos visitantes se han registrado como miembros de la comunidad. 

El concurso de Climate CoLab de 2010 planteó la siguiente pregunta: ¿A qué acuerdos internacionales debería llegar la comunidad global en relación con el cambio climático? Se recibieron 29 propuestas de Norteamérica, Europa y Asia. Se seleccionaron tres ganadoras: una se centraba en el enfoque Norte-Sur para negociar acuerdos sobre reducciones de las emisiones; otra defendía metas de mitigación menos estrictas, al menos inicialmente; y la tercera solicitaba tecnologías y políticas que no solo redujeran las emisiones sino que también eliminaran los gases de efecto invernadero de la atmósfera. En diciembre de 2010 los equipos ganadores presentaron sus propuestas al Equipo de Apoyo para el Cambio Climático del Secretario General de la ONU y a personal del Comité Selecto de Independencia Energética y Calentamiento Global de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. 

Inspirado por la economía verde, uno de los principales temas de la conferencia Río+20, se planteó el siguiente tema para el concurso de 2011: ¿Cómo debería evolucionar la economía del siglo XXI teniendo en cuenta los riesgos del cambio climático? Se recibieron más de 60 propuestas de todos los continentes habitados excepto Sudamérica. Se eligieron seis propuestas ganadoras en las categorías nacionales y mundiales. Los integrantes de los equipos ganadores procedían de Estados Unidos, Australia, India y Nigeria. 

La propuesta mundial ganadora de 2011 combinaba las mejores ideas del concurso de 2010, descrito anteriormente. La propuesta finalista mundial reivindicaba una reducción del consumo de carne para reducir las emisiones de metano y carbono negro a corto plazo, y la transformación a largo plazo de tierras de pastoreo en bosques. 

En la categoría nacional, la propuesta con más votos pedía que Estados Unidos desplegase rápidamente la próxima generación de tecnologías de energía nuclear. La finalista esbozaba un plan para reducir las futuras emisiones de la India y utilizar la informática con el fin de supervisar el cumplimiento de esa reducción. En la categoría nacional también se concedieron dos premios Elección del Jurado. Una de las propuestas ganadoras pedía que los estudiantes universitarios ayudasen a los agricultores de subsistencia del África subsahariana a adaptar sus prácticas agrícolas a las condiciones climáticas cambiantes. La otra pedía la construcción de sistemas de transporte público rápidos, accionados por levitación magnética, en ciudades de Estados Unidos. 

El pasado mes de enero, los ganadores del concurso de 2011 presentaron sus ideas en una serie de reuniones informativas con encargados de la formulación de políticas, entre los que estaba Daniele Violetti y otros miembros del personal de la CMNUCC, los subsecretarios generales de las Naciones Unidas Brice Lalonde y Elizabeth Thompson, que son los coordinadores ejecutivos de Río+20, y Edward Markey, el miembro demócrata de mayor rango del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Planes para el futuro 

En 2012 Climate CoLab desglosará el enorme y complejo problema del cambio climático en una serie de subproblemas. Estos subproblemas serán definidos por tres dimensiones clave: 

  • ¿Qué medidas se van a tomar para afrontar el cambio climático?
  • ¿Dónde se tomarán estas medidas? 
  • ¿Quién tomará las medidas?

La primera dimensión describe los tipos de intervención que puede haber, por ejemplo, medidas físicas como la mitigación y la adaptación o medidas en el ámbito del ser humano, como la adopción de nuevas políticas. La segunda dimensión tiene en cuenta que las medidas propuestas pueden centrarse en diferentes puntos geográficos y niveles: internacional, nacional, estatal/provincial, ciudad/región metropolitana, barrio e incluso hogar. La tercera dimensión describe el principal grupo social o persona que deberá poner en práctica la medida propuesta; incluye a los gobiernos, las empresas y las organizaciones de la sociedad civil así como a cada uno de los ciudadanos. Teniendo en cuenta las aportaciones de miembros del Consejo de Expertos se ha elaborado una taxonomía preliminar de las tres dimensiones que la comunidad de Climate CoLab está debatiendo en estos momentos.

Describiendo combinaciones de estas tres dimensiones se definirán subproblemas para 2012. He aquí algunos ejemplos de subproblemas: ¿Cómo pueden los propietarios de viviendas aumentar la eficiencia de los edificios en los países desarrollados? ¿Cómo pueden las empresas de servicios públicos descarbonizar el sector de la electricidad en Estados Unidos, China, la UE e India trabajando conjuntamente con los gobiernos y otras empresas? ¿Cómo pueden los ayuntamientos de Japón prepararse para el riesgo de la subida del nivel del mar? ¿Cómo pueden las universidades, iglesias y ONG de Brasil cambiar las convenciones culturales relacionadas con la eficiencia energética?

CoLab invitará a los miembros de la comunidad a presentar a partir de la primavera de 2012 propuestas que aborden un amplio abanico de subproblemas. En otoño, después de que la comunidad haya ideado soluciones centradas en estas áreas, comenzará una segunda fase en la que se formarán combinaciones puntuales de soluciones para elaborar propuestas amplias e integradas. El plan de actividades para 2012 ya está publicado en el sitio web y se ha invitado a los miembros de la comunidad a mandar sus comentarios.

Aspiraciones a largo plazo

Creemos que Climate CoLab puede ayudar, cuando menos, a informar a los ciudadanos de todo el mundo sobre el cambio climático global. Pero si este proyecto cumple con nuestras aspiraciones más ambiciosas, también servirá para que una amplia gama de científicos, encargados de formular políticas, empresarios y ciudadanos preocupados contribuya a generar y obtener apoyo para propuestas que tienen como fin afrontar el cambio climático y son mejores que cualquier otra que pudiera haberse ideado sin esta comunidad. Le invitamos a unirse a nuestra comunidad en http://climatecolab.org.

image          image

Sobre los autores

image  Robert Laubacher es un científico investigador del Centro de Inteligencia Colectiva del Instituto de Tecnología de Massachusetts.
image Thomas W. Malone es el director del Centro de Inteligencia Colectiva del Instituto de Tecnología de Massachusetts y profesor de negocios Patrick J. McGovern de la Escuela de Negocios Sloan del Instituto de Tecnología de Massachusetts.